¿SABES QUÉ ES LA EXFOLIACIÓN?

¿SABES QUÉ ES LA EXFOLIACIÓN?

 

¿SABES QUÉ ES LA EXFOLIACIÓN?

¿QUÉ ES LA EXFOLIACIÓN Y PARA QUÉ SIRVE?

La exfoliación es un proceso que ocurre de forma natural en nuestra piel, donde las células muertas se van desprendiendo y las células nuevas toman su lugar.  Y aunque es un proceso normal, puede verse alterado por la edad, el tipo de alimentación, el clima o alguna condición de la piel; esto puede predisponer a la piel a que aparezcan arrugas con mayor rapidez y a que tenga un aspecto irregular y rugoso.

Es por esto que se recomienda exfoliar para ayudar a la piel a remover adecuadamente las células muertas y permitir darle un mejor tratamiento a la piel. La exfoliación debe realizarse después de la limpieza y antes del tónico.

 

¿QUÉ TIPO DE EXFOLIANTES EXISTEN?

Hay 2 grandes grupos de exfoliantes: Físicos y Químicos.

Los exfoliantes físicos necesitan que haya cierta fricción en la piel para poder remover la capa más superficial de ella, y para esto se utilizan productos que tienen partículas exfoliantes o herramientas que entran en contacto con la piel mediante movimientos constantes. Son perfectos para comenzar a utilizar exfoliantes en una rutina porque son fáciles de usar y raramente generan reacciones alérgicas.

Entre éstos hay una inmensa variedad para todo tipo de piel: Por ejemplo, los peeling gel o peeling gommage son productos de textura suave que no son tan irritantes para la piel y son perfectos para piel sensible o seca, al igual que las esponjas konjac que exfolian suavemente y que pueden usarse también durante la limpieza. Mientras que los exfoliantes con partículas como azúcar, avena o cepillos faciales se recomiendan en piel grasa o mixta, aunque no hay que utilizarlos tan frecuentemente durante la semana porque pueden llegar a lesionar la piel.

COLLAGEN CRYSTAL PEELING GEL / EXFOLIANTE EN GEL CON COLÁGENO

FARM STAY

DR.V8 VITAMIN BRIGHTENING PEELING GEL / EXFOLIANTE ILUMINADOR EN GEL

Los exfoliantes químicos son productos que contienen sustancias que remueven las uniones entre las células muertas de la epidermis. La mayoría se basan en ácidos exfoliantes que además ayudan a controlar la aparición de puntos negros, a mejorar la textura de la piel o a retrasar la aparición de arrugas.

El más utilizado es el ácido salicílico, o su primo el salicilato de betaina, que son recomendados para piel grasa y acneica. El ácido salicílico puede resecar un poco la piel, pero el salicilato de betaína es más humectante y gentil.

Alfa Hidroxi Ácidos (AHA): Actúan de forma más superficial, por lo que mejoran el tono de la piel, reducen la aparición de arrugas y pueden ser auxiliares en el tratamiento contra el acné. Los más comunes son el ácido glicólico, el ácido láctico y el ácido mandélico. Como dato extra, el ácido mandélico es de los mejores para piel sensible y el ácido glicólico puede ser un poco más irritante.

Beta Hidroxi Ácidos (BHA): Son sustancias capaces de llegar más profundo a la piel que los AHA, por lo que se recomiendan mucho para disminuir la aparición de puntos negros, así como aliviar poros congestionados y regular la producción de sebo. Sin embargo, las personas alérgicas a la aspirina no deben utilizarlos porque podría haber reacciones secundarias.

Cuando la piel se acostumbra al uso de ácidos exfoliantes, es posible introducir algunos en la misma rutina sin complicaciones (como por ejemplo, utilizar BHA por las mañanas y AHA por las noches, o bien AHA los lunes y miércoles y los BHA los martes y jueves), pero hay ciertas restricciones. Por ejemplo, no es recomendable utilizar 2 tipos de AHA en la misma rutina porque puede haber una sobre exfoliación y dejar la piel lesionada y expuesta a la agresión de agentes externos.

 

CONSEJOS AL USAR EXFOLIANTES

Realizar test de parche antes de utilizar exfoliantes químicos. Muchas veces caemos en el error de que, cuando recibimos productos nuevos, los aplicamos de una sola vez y directamente a la cara. Esto expone a la piel a reacciones alérgicas, inflamación y lesiones. Por eso es importante que realices una prueba rápida para determinar si tu piel es apta para el uso de ácidos exfoliantes. Sólo debes de tomar una pequeña cantidad del producto y aplicarla en el antebrazo o detrás de la oreja, en zonas donde tengas mayor sensibilidad. Si esa zona se inflama, se pone roja y/o se siente caliente, probablemente tengas alergia al producto y lo mejor es no aplicarlo directamente en el rostro.

Humecta muy bien tu piel después de exfoliarla. Ya sea utilizando sheet masks, esencias, emulsiones o cremas hidratantes, es importante brindarle a la piel humectación puesto que está mayormente expuesta a los agentes externos que pueden dañarla o generar deshidratación.

Comienza con menos frecuencia y aumenta su uso conforme tu piel lo tolere.

 

Usa protector solar con regularidad.

Suspende su uso si presentas una reacción alérgica. Aquí no aplica el “si no duele, no sirve”. Si tu piel se siente adolorida, sensible o muy roja después de utilizarlos, probablemente no sea la mejor opción para ti. Es mejor suspender su uso y recuperar la barrera protectora de tu piel.

 

En Assaa! contamos con varias opciones exfoliantes que se adaptarán a tu rutina y a tu tipo de piel.

Apple Smoothie Peeling Gel, de Mizon.

 

LACTIC ACID 10% + HA 2% / ÁCIDO LÁCTICO + ÁCIDO HIALURONICO

 

AHA 7 Whitehead Power Liquid, de Cosrx.

AHA & BHA Daily Clean Toner, de Mizon.

 

 

 

 

 



Publicación más antigua

powered by prooffactor - social proof notifications